Humus de lombriz para tu huerto urbano

El humus de lombriz o vermicompost es una de las materias más beneficiosas que existen para plantas, y que podemos aportar fácilmente a nuestro huerto. Aprende cómo aquí.

8261570159 962ba58cf2 Humus de lombriz para tu huerto urbano

Nuestros residuos son un auténtico festín para las lombrices
Photo by Susana Secretariat from flickr

¿Qué es el humus de lombriz?

El humus de lombriz es un tipo de humus (materia orgánica sumamente degradada) que tiene una gran estabilidad y mejora muchisimo las condiciones físico-químicas del sustrato. A diferencia de otros humus, el humus de lombriz se consigue con la acción de las lombrices, que al estar constantemente filtrando el sustrato a través de su tubo digestivo generan esa ríquisima matería gris homogénea y grumosa que llamamos humus de lombriz.

El humus de lombriz es beneficioso por muchas causas, y se puede usar mezclado con otro sustrato o incluso en semilleros pues no quema las raíces ni aunque se aplique directamente. Una buena mezcla se puede conseguir mezclando el humus de lombriz con un sustrato ligero como la fibra de coco (60% fibra de coco + 40% humus de lombriz, por ejemplo)

Lombrices, las amigas del jardinero

Las lombrices son grandes aliadas del horticultor, con su incansable cavar airean la tierra y favorecen la actividad microbiana, sin embargo es cierto que demasiadas lombrices en un tiesto pequeño puede llegar a ser perjudicial para las raíces.

La lombriz terrestre (Lumbricus terrestris) en principio no suele usarse para fabricar el compost de lombriz, es más habitual usar la lombriz roja de California (Eisenia phoetidia), sobre todo a la hora de producirlo en grandes cantidades.

Las lombrices  pueden ser criadas fácilmente para producir vermicompost, pero también como cebo de pesca o como fuente de proteínas para peces, pájaros u otros pequeños animales.

Conseguir el humus de lombriz

El humus de lombriz se puede conseguir con facilidad en cualquier gardencenter,  aunque hay que advertir que es  conveniente fijarse en que no provenga de residuos sólidos urbanos (RSU) pues podría contener sustancias químicas nocivas, patógenos y metales pesados que se pueden incorporar a las plantas que vayamos a consumir.

Otra posibilidad es fabricarlo nosotros mismos, aunque nuestro espacio sea reducido podemos construir un vermicompostador casero con relativa facilidad. El proceso de obtención de vermicompost es similar al de la fabricación de compost casero, pero en este caso no es necesario conseguir la fermentación que puede producir malos olores.

El vermicompostador

El vermicompostador puede adquirirse fácilmente o usar algún recipiente que tengamos, básicamente se compone de tres partes; un recipiente oscuro y cerrado donde se acumulan los residuos a procesar, este recipiente tendrá unos orificios en la parte inferior que conectan con un segundo reciente tipo bandeja donde se colocarán las lombrices. Esta bandeja debe estar agujerada para que el exceso de líquido caiga a otra bandeja inferior (aprovechable como humus líquido).

7175817987 5c15756663 Humus de lombriz para tu huerto urbano

Partes del vermicompostador
Photo by Doug Beckers from flickr

En dos meses el compost puede estar listo, las lombrices se pueden separar a mano o si se tiene sitio usar otro vermicompostador unido con el primero, al que migrarán las lombrices cuando se queden sin alimento.

La cría de lombrices es una curiosa manera de obtener un buenísimo compost, pero a la hora de crearlo recuerda los consejos dados en el anterior artículo sobre compostaje que sin duda te serán de utilidad.

 

 

Comments are closed.