Autoestima & Desempleo: Cómo Mantener la Cabeza Bien Alta Después de Ser Despedido

despedido Autoestima & Desempleo: Cómo Mantener la Cabeza Bien Alta Después de Ser Despedido Ser despedido del trabajo puede ser una situación dolorosa, sobre todo si lleva mucho tiempo en la empresa. Hace que uno se plantee que hizo mal, porqué le tocó a él.

Pero también genera muchos problemas económicos, porque con la crisis actual encontrar un empleo se ha transformado en algo muy complicado. Los ingresos se reducen, el subsidio de desempleo tiene plazo de caducidad, las facturas, los gastos siguen siendo los mismos o incluso aumentan…

Con todos estos problemas algunas personas se sienten perdidas, sienten que ya no son útiles y sienten la culpa por haber sido despedidos.

Pues bien, no es así, no son culpables de la crisis económica, pero deben aprender a reconocer que a pesar de que la situación es complicada no es imposible. Analizar la realidad de manera objetiva y realista ayudará a valorar el problema en su verdadera dimensión, sin culpas y permitirá enfrentar con él con muchas más fuerzas.

Perder el miedo al fracaso, esa es la clave para seguir intentando. Pero para fracasar hay que intentar y para “intentar” se debe mantener la autoestima alta. ¿Por qué? Porque si no tienes la autoestima alta no podrás superar el fracaso.

Quiero contarte algunos ejemplos de “fracasados” famosos que a pesar de haber recibido críticas y negativas siguieron luchando para lograr sus metas, y lo lograron, a ver si los conoces:

Lucille Ball: despedida de la escuela de arte con una nota que decía “Pierde su tiempo. Es demasiado tímida para actuar”

Los Beatles: rechazados de la compañía Decca, que dijo: “No nos gusta su sonido. Y la música de guitarra está acabada”

Thomas Alba Edison: Un maestro le dijo que era demasiado estúpido para aprender nada y que debería dedicarse a algo en lo que pudiera triunfar por su personalidad agradable.

Walt Disney: despedido de un periódico porque: “Le faltaba imaginación y no tenía ideas propias”

Abraham Lincoln: Su prometida murió, fracasó en dos negocios, tuvo un colapso nervioso, y fue derrotado en ocho elecciones.

 

¿Cuál es la clave para que estas personas no hayan bajado los brazos?

La autoestima alta, porque cuando tu autoestima está alta, ves la vida con otros ojos. El lado positivo de las cosas.  Ser despedido no significa que no vales para el puesto. Tienes que seguir luchando y aprender de lo que te ocurrió.

El Programa para aumentar la autoestima de los desempleados está dirigido a personas que tienen problemas de autoestima causados por la pérdida del empleo. Contiene artículos y ejercicios preparados por profesionales de la psicología y es totalmente gratuito.

“Los logros productivos son una consecuencia y expresión de salud y autoestima” Les Brown.

La crisis económica nos golpea a todos, pero algunos la sufren más que otros, si entre todos aportamos nuestro “granito de arena”  podemos hacer que muchas personas recuperen su vida y su autoestima.

despedido

Comments are closed.