La Ecología Emocional

Hoy os quiero hablar de la Ecología Emocional. Un término que viene a ser el producto de entrelazar el concepto del cuidado del medio ambiente, (energías renovables, la diferenciación de basuras, gestión de los recursos de nuestro Planeta, etc.) con el ámbito emocional. De esta forma se puede decir que la Ecología Emocional es el “Arte de transformar la energía que nos trae toda emoción de modo que se pueda canalizar hacia la mejora de nosotros mismos, de nuestras relaciones con los demás y hacia la mejora de nuestro Planeta”.

ecologia emocional1 La Ecología Emocional

La ecología parte del principio de prevención, que significa que no hemos de esperar a que el medio ambiente esté tan deteriorado para ponernos en acción. En el ámbito emocional ocurre lo mismo: no debemos esperar a estar hundidos para tomar el rumbo de nuestra vida.

Las emociones son un regalo de la naturaleza aunque a veces las consideremos enemigas. Nos traen mucha información. La prohibición de sentir algo no es buena herramienta para gestionar nada. Es decir, en ocasiones sentimos cosas pero no sabemos qué hacer con esos sentimientos. En este caso, tenemos que permitirnos el lujo de sentir la emoción, y dejarla fluir, pues a veces hacemos todo lo contrario, la reprimimos y no dejamos que aflore. Esto último no es nada ecológico, pues eso puede derivar en algo tóxico emocional, convirtiéndose en rencor o resentimiento.

En segundo lugar hay que darle nombre a la emoción y seguidamente hemos de traducir la información, es decir, qué me está queriendo decir a mi ésta emoción, ya sea por ejemplo, la envidia. Seguramente nos quiera decir que hay algo en la vida que quiero hacer pero no me estoy dando posibilidad de hacerlo. Me ayuda a darme cuenta que aquello que veo en el otro es algo que puedo desarrollar y no lo hago.

Una vez que detectamos una emoción y la dejamos que fluya, la calificamos y la aceptamos, entonces podemos cambiar la situación o no porque al fin y al cabo somos nosotros quienes decidimos.

ecologia emocional 2 La Ecología Emocional

El mundo es como es porque nosotros somos como somos. La ecología emocional propone el cambio de la “culpa” por la “responsabilidad individual”, es decir, hemos de plantearnos en qué medida colaboramos para que nuestro mundo sea como sea. Por tanto, hemos de coger las riendas de nuestra propia responsabilidad sin echar  la culpa a factores externos como pueden ser el Estado, las culturas, etc. Si somos conscientes de nuestra propia responsabilidad y cada día damos un poquito más de nosotros mismos, el mundo en el que vivimos mejorará, cambiamos así el paradigma de “destruir” al de “crear” pues somos más fuertes de lo que nosotros mismos creemos.

La ecología emocional viene a decirnos que somos responsables, y puesto que ocupamos un lugar en el ecosistema, y cada pieza es única y tiene su papel, tenemos que concienciarnos de que somos responsables de lo que hacemos y de lo que dejamos de hacer.

 

ecologia emocional1

Comments are closed.